lunes, agosto 15, 2016

Maldad Latente (Reseña)

Título: Maldad Latente
Autor: Sandra Brown
Editorial: Ediciones B
Publicación: Enero, 2014

Un vibrante thriller que plantea la eterna pregunta:
« ¿El fin justifica los medios?», y le da la vuelta por completo.

La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado.

Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro.

Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión.


Maldad latente combina el increíble suspense y la potente narración que han convertido a Sandra Brown en una de las autoras más queridas a nivel internacional. Es una novela increíblemente absorbente sobre el amor, la traición y las elecciones que debemos hacer para sobrevivir.


Creo que me estoy volviendo adicta a los thriller. Bueno, no. Pero definitivamente cada día me gusta mucho más, en especial cuando están tan bien escritos como este.

La autora es un genio, sabe jugar bastante bien con el suspenso. El misterio se mantiene a lo largo de la historia y te mantiene pegada a las páginas. Los diálogos, descripciones y personajes hacen que la historia sea más amena.
En especial esos personajes.

En alguna montaña, rodeados de enormes cantidades de hielo tenemos a Emory una doctora de alto perfil -que puede o no estar secuestra por un extraño que se niega a dar información alguna de su persona- quien tiene una personalidad y una fuerza que resultan atrayentes pero es el protagonista masculino quien se roba toda la atención. Siendo capaz de enamorarnos sin ofrecer detalle alguno de su vida, sus acciones a lo largo de la trama compensan su silencio y falta de información.

Por el otro lado tenemos a Jeff, el "preocupado" esposo de Emory, a Alice, a dos policías de un pequeño pueblo que son mucho más astutos de lo que parece y otra pequeña serie de personajes. Cada uno bien estructurados y que dan un aporte a la trama, ayudan al misterio y que finalmente este se resuelva.

Confieso que a la larga de la lectura elaboré mil y un teorías sobre los personajes, la secuencia, el final, culpables, inocentes. Condené a todo el mundo. Pero la autora me sorprendió con sus giros y al final resultó que nada era lo que parecía y las cosas nunca fueron como yo pensaba -al menos algunas- Eso sí, el final no fue de mi completo agrado, me dejó frustrada y con ganas de pegarle una buena patada al protagonista y eso que le tengo cariño u.u por eso en lugar de las 5 estrellas se lleva 4.




Sandra Brown se graduó en la Universidad de Texas y trabajó como periodista, fue modelo y actriz antes de dedicarse a la literatura. Dejó su trabajo para dedicarse por entero a escribir novelas románticas, apoyada por su marido.

Su primer libro se publicó en 1981, y desde entonces ha publicado cerca de 60 novelas que han sido traducidas a treinta y tres idiomas. En el 2008 fue nombrada Thriller Master, el mayor galardón que otorga la Asociación internacional de escritores de suspense, también ha recibido el RITA a toda su carrera.

Escribe también bajo los pseudónimos Laura Jordan, Rachel Ryan y Erin St. Claire.





0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Ten en cuenta que esta prohibido:
- hacer spam
- Dejar correos en los comentarios
- Cualquier comentario referente a PDF será eliminados