viernes, abril 10, 2015

Va de Frases #10: Sigue Lloviendo


Un hermoso libro. Tienen y deben leerlo, hace unos días colocamos la reseña, así que ahora una nueva entrada de "Va de Frases" para que se animen a leerlo. Full recomendado. 






—Te he echado de menos.Las palabras escapan de mis labios antes de que pueda detenerlas. Ella deja la hamburguesa enel plato con manos temblorosas y coge la servilleta para limpiarse.—No puedes hacer esto —dice.—Soy incapaz de fingir que no estoy deseando ponerme en pie y rodear esta puta mesa y besartehasta que me obligues a parar.  

—Te quiero —susurro.—¿Cómo puedes no entenderlo?—Sí que lo entiendo. No lo comparto.—¿Cuál es la diferencia? —respira entrecortadamente—. Y de todos modos, ¿qué importa ahora? Estamos divorciados, Víctor. Ya no somos nada.—Tú y yo lo somos todo. Siempre lo hemos sido.  

Dentro de casa todo es silencio. Si Sofía no está, el silencio se filtra y conquista cada una de las habitaciones. Quizá por eso me sorprendo cuando al caer la tarde suena el timbre de la puerta. Camino descalza y enciendo las luces antes de atravesar el comedor y llegar al recibidor. Abro.Víctor me mira, inmóvil, con una mano apoyada en la pared.—¿Qué haces aquí?Antes de que pueda detenerle, entra en casa. Contempla su alrededor un segundo, como si le costase ubicarse y entender que todo sigue igual que cuando se mudó. Después vuelve a girarse hacia mí.—No puedes irte así cuando me veas la próxima vez —dice en tono acusador—. No puedes fingir que no me conoces, que no hemos estado juntos más de nueve años, ¿lo entiendes? Respeto tus decisiones, pero que me ignores… que me ignores ni siquiera es una opción.   

—¿Tú estás bien?Giro hacia su voz.—Simplemente estoy.—Eso no es una respuesta —susurra.—¿Prefieres que te dé una lista detallada de cómo me siento? Porque no es agradable.  

Durante los siguientes quince minutos, cocinamos juntos en silencio, uno al lado del otro. Le pido que haga las cosas más sencillas mientras salteo las verduras al punto y las aderezo con diferentes especias. Su brazo roza el mío por accidente de vez en cuando. Quiero abrazarla. Me contengo. Rompo el silencio al pedirle que saque la masa de los tacos de la nevera. Cuando lo hace, aparto la vista de ella, intentando fingir que no me quedo absorto mirándola cada vez que se gira, cada vez que tengo la mínima oportunidad de hacerlo sin que lo sepa. Es como si deseara retener cada gesto, cada palabra pronunciada por sus labios, este instante, el espejismo irreal en el que estamos sumergidos… porque sé que se romperá pronto.  

—Conozco a alguien que me ayudó hace unos meses —dice—. Por favor…—No lo sé —me froto la frente con el dorso de la mano, confuso y abrumado por su presencia y el alcohol que todavía me aturde. Ni siquiera soy dueño de las palabras que pronuncio a continuación—: ¿Puedo pedirte algo a cambio? Duda, dejando caer los brazos a ambos lados del cuerpo, todavía sentada con las piernas cruzadas en el sofá.—Dime.—Deja que te bese.—Víctor, eso… eso no es algo que…Pero antes de que pueda decir nada más, mis labios atrapan los suyos. La beso con desesperación, con rabia y anhelo, todo a un mismo tiempo. Alejo la confusión de mi mente y solo puedo concentrarme en el tacto suave de su boca, en la perfección con la que mi mano encaja en su mejilla, sosteniéndola con ligereza. 

  
—Siempre quiero contigo.Pongo los ojos en blanco mientras nos desviamos hacia la derecha del paseo de la Malvarrosa ysaltamos el muro bajo que delimita la zona de la playa. Me quito las sandalias y hundo los pies en la calidez de la arena.—¿Por qué has puesto esa cara? —Víctor parece divertido.—Porque la frase que acabas de decir no tiene sentido.—«¿Siempre quiero contigo?» —susurra—. ¿Qué es lo que no entiendes?Le miro de reojo, sin dejar de caminar.—¿Todo?—Eso es. Ahí tienes la respuesta.—¿Cómo?—Siempre voy a quererlo todo contigo. Cualquier cosa. Ya lo sabes.  

 Devoro su boca, incapaz de reprimir el anhelo que crea en mí. No sé en qué pensaba Sara cuando sus labios han acariciado mi mejilla una y otra vez, como una especie de súplica silenciosa…Lo único que sí sé es que si me busca, me encuentra. Siempre.  

—Vístete —comenta, mientras él empieza a buscar su ropa por el suelo del cuarto.
—¿Ya te vas? —pregunto.
—¿No es lo que quieres?
—Quédate —termino de subirme las braguitas y me giro para mirarle. Trago saliva con
nerviosismo—. Quédate a dormir.
—De acuerdo.
Se mete en la cama solo con el bóxer y yo me tumbo a su lado. Al momento, todas nuestras extremidades están entrelazadas en una sola y nuestros rostros juntos. Escucho el latido de su corazón
retumbando en el pecho cuando recuesto la cabeza en su cuerpo. Es un sonido intenso, poderoso. Pum, pum, pum. Ojalá pudiese grabarlo y escucharlo mil veces, porque no se me ocurre ninguna canción en el mundo que pueda gustarme más. Es relajante. Es perfecto. Pum, pum, pum…
Víctor inclina la cabeza hacia abajo para besarme la punta de la nariz.
—Tranquila. Mañana, cuando despiertes, ya me habré ido.
  

 "A veces ocurren cosas que nos hacen cambiar. El tipo de cosas que marcan un antes y un después.”  

"No vale la pena explicarle que, a veces, si algo se rompe se lleva tras de sí todo lo demás. ¿No es eso lo que ocurre cuando tiras la primera ficha del dominó, la primera carta del castillo de naipes…? El resto se derrumba. No puede sostenerse solo".  

"Lo único que sé ahora mismo es que Víctor me completa, me llena, me acaricia el corazón y que todo empezó con él y terminará con él."

"Una mañana te levantas y tienes todo lo que deseas en la palma de tu mano y al día siguiente no eres capaz de encontrar una miserable razón para seguir adelante." 

"El tiempo sigue corriendo aunque tú sigas aquí parado."
 

"Prefiero el dolor que implican todos nuestros recuerdos antes que el vacío, que no tener nada."

 "La vida da vueltas, se retuerce y gira sobre sí misma, y las personas que creíamos imprescindibles un día dejan de serlo."




2 comentarios:

  1. Muy buena elección de frases!! Es un libro que me encantó. Aunque vaya sufrimiento, pobrecillos :(

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Muy buena elección de frases!! Es un libro que me encantó. Aunque vaya sufrimiento, pobrecillos :(

    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Ten en cuenta que esta prohibido:
- hacer spam
- Dejar correos en los comentarios
- Cualquier comentario referente a PDF será eliminados